Técnicas de respiración para aliviar el estrés - Catanatura

Técnicas de respiración para aliviar el estrés

Con todo lo que está pasando a nuestro alrededor, puede ser difícil encontrar ese espacio de calma. Si tu mente se acelera, si te sientes molesto: eso es normal.

Pero a veces, incluso en circunstancias normales, sólo necesitas un minuto para inhalar y exhalar. Y en esta época, la ansiedad y el miedo pueden hacerte respirar más rápido.

Lo que estamos haciendo ahora mismo con el COVID-19 sucediendo, y con las noticias reforzando todo lo que estamos viendo, y escuchando a los políticos hablar de lo que están hablando, comenzamos a hacer respiraciones superficiales subconscientemente, nos demos cuenta o no.

Cuando entramos en pánico, nuestros cuerpos anhelan más oxígeno. Por eso, a nivel fisiológico, la respiración profunda y la meditación pueden marcar la diferencia.

Y no tienen por qué ser complicadas. Vamos a intentar dar algunos enfoques sencillos para ayudarte a desestresarte.

Prueba los ejercicios de respiración durante dos a cinco minutos y mira a ver cómo te sientes; la mejor duración depende de cada persona. Algunos pueden sentir beneficios en sólo dos minutos; otros pueden necesitar más tiempo.

Presta atención, debes dar testimonio de tus emociones, aceptarlas y luego dejarlas ir. “Nos demos cuenta o no, nuestro subconsciente es muy receptivo”.

Ejercicio Nº 1

Acuéstate en el suelo. Coloca un libro sobre tu estómago. Ahora respira profundamente y concéntrate en levantar el libro.

Inténtalo tres veces, y cuando puedas, hazlo cinco veces. Haz una meta para alcanzar siete veces. Tómete el tiempo que necesites. Si te sientes mareado no fuerces y descansa.

Los límites de nuestro diafragma dictan hasta dónde podemos inhalar y exhalar, así que vamos a ser muy conscientes de ello y de dónde se detiene nuestro cuerpo fisiológicamente.

Lo que también notarás es que la mente va a empezar a desacelerarse… Eso es una indicación de que estás trabajando en la trayectoria correcta. Con la práctica, serás capaz de apaciguar cualquier tipo de emoción.

Ejercicio Nº 2

Ponte cómodo. Eso podría ser en la cama o en alguna silla que te sientas cómodo. Escoge lo que te funcione.

Respira hondo durante cuatro segundos. Aguanta esa respiración durante cuatro segundos. Exhale durante cuatro segundos. Mantén la respiración durante cuatro segundos. Empieza de nuevo.

Estos ejercicios que aparentemente son muy sencillos nos pueden ayudar a sentirnos más relajados, ponlos en práctica siempre que te sientas estresado o nervioso y verás que funcionan muy bien y te ayudan a relajarte y a sentirte más tranquilo.

0 Comment

Leave a Comment

Your email address will not be published.