frutas y verduras

Apúntate a la dieta antigripe

Consumir productos de temporada, saludables y llenos de nutrienetes te ayudará a reforzar tu sistema inmunitario y a prevenir las enfermedades más comunes provocadas por el frío.

Fortalecer el sistema inmune para así defendernos de los agentes infecciosos, como los virus del resfriado y la gripe, es fundamental. Por eso debes seguir una dieta que te aporte las vitaminas y minerales necesarios para permitir el funcionamiento correcto de todos nuestros órganos. ¿Cuáles son los alimentos más recomendables para lograrlo?

Verduras: Los tomates, pimientos y berenjenas son ricos en antioxidantes y nutrientes para reforzar tu sistema inmune. También la patata, que, además de una gran fuente de potasio, posee cantidades importantes de Vitaminas y fibras como la pectina. También las setas las alcachofas, los esparragos trigeros, las espinacas y las acelgas la contienen y tienen además, un bajo contenido en calorías.

Frutas: El poder antioxidante de las vitaminas, A, E y C, que poseen las frutas, ha demostrado ser vital en la prevención de las enfermedades habituales de esta estación, como los resfriados o la gripe. Entre ellas la manzana, la pera, el plátano, las uvas, el aguacate, el kiwi, el limón, las mandarinas, las frutas rojas, el caqui o la granada.

Legumbres: Son ricas en minerales como el zinc y en fibra, contribuyen al normal funcionamiento del sistema inmunitario y tienen un alto valor nutricional.

Pescado: Salmón, gallo, dorada, lomos de atún, bacalao, sardinas, calamares o mejillones son una magnífica fuente de selenio y vitamina D, tan importante cuando el Sol escasea.

Otras claves que te ayudarán

Benefíciate de los frutos secos: Castañas, nueces, avellanas, almendras y piñones son toda una fuente de energía. Además, contienen grasas saludables y una gran cantidad de minerales, como potasio, magnesio, fósforo o calcio, y vitaminas A, B y E. Pero consúmelos con moderación porque son muy calóricos y pueden hacerte engordar.

Descanso reparador: Gozar de las horas de sueño suficientes y eliminar el estrés de nuestras vidas es esencial para proteger nuestro sistema inmunológico y mantenernos fuera del alcance de los resfiados.

Elimina el alcohol: Ataca al sistema inmunológico, que protege a nuestro organismo, deshidrata nuestro cuerpo y, además, favorece la aparición de infecciones.

 

0 Comment

Deja un comentario

Tu correo no será publicado.