blog sergio definitivo

Objetivos realistas para entrenar

Objetivos realistas para entrenar

DESPACITO QUE TENGO PRISA

Cae la noche sobre el cielo de cualquier ciudad de nuestra geografía. En el bar XYZ comienza una conversación entre colegas, que probablemente os sonará familiar…

Paco Paquínez está en forma. Ha mejorado sus registros y eufórico decide compartir sus impresiones con sus colegas Martín Martínez y Gonzalo González

-¡A estas cañitas invito yo chavales! La semana pasada corrí la Behobia-San Sebastián en 1h20 (¡A 4minutos el kilómetro! El año que viene que tiemblen los negros jaja.

-Joder Paco eres un fiera-comenta Martín en su asombro por la “hazaña” de su amigo.
-Bueno, no ha sido para tanto. Pero he tenido que entrenar duro. He llegado un montón de días molido a casa, con dolores…aun así me ha merecido la pena. ¿Y tu qué Gonzalo? Te vendría bien moverte un poco que te estas poniendo en forma…pero esférica.
Los tres amigos ríen al unísono pero Gonzalo se ha visto herido en su orgullo. Lo cierto es que había cogido unos kilos últimamente y estaría bien tener algún hobbie que le motivase. Correr suena tan “cool” y está tan de moda ahora… ¡Qué cojones! Si Paco había conseguido correr a esas velocidades seguro que yo también-pensó. Total, es sólo correr.
Ni corto ni perezoso, al día siguiente Gonzalo se acercó a Deportes Fernández, una tienda deportiva de su ciudad, con fama de tener lo mejor de lo mejor. No iba a escatimar en gastos, ya que iba a empezar en esta aventura lo iba a hacer sin tonterías. Había oído hablar de unas zapatillas llamadas “voladoras” que salían por 200euros. Tampoco se cortó a la hora de adquirir un reloj inteligente que le decía hasta las calorías que tenía que ingerir al día ¡Qué bomba! 400€ bien invertidos.

Gonzalo no veía la hora de lanzarse sobre el parque central donde desgastaban suela los ya miles de runners de su ciudad. Tras 15sofocantes minutos de esfuerzo tuvo que pararse y seguir andando ¡Estaba agotado! Y los dedos de sus pies doloridos por las rozaduras…Pero si tenía la mejor zapatilla del mercado ¿Cómo era eso posible?

Nuestro amigo se sentía indignado pero no iba a tirar la toalla el 1ºdía ¿Qué dirían sus amigos? Así las cosas aún con sus dedos desencajados continuó esforzándose por los parques los días siguientes. Sentía molestias constantes pero notaba como su cuerpo iba a mejor. En un mes había conseguido realizar 1hora en 10km y su aspecto físico mejoraba día a dia. Pero para Gonzalo no era suficiente. Aun estaba lejos de ir a 4’00” el km.

Había oído que en su ciudad se iba a celebrar una media maratón el próximo mes. Aun sufría para completar 12km pero estaba convencido de lograr un buen registro y demostrar al mundo de la pasta que estaba hecho. No se conformaba con acabar y decidió empezar a hacer “series”.

Las series son intervalos de esfuerzo que llevan tu cuerpo al límite y aptos sólo para corredores experimentados. Eso no iba a suponer un obstáculo para Gonzalo que se lanzó a correr tandas de 1000metros en 5’00”. Y dos días mas tarde en 4’50” llegando a su hogar roto de dolor pero lleno de moral. Cada instante que pasaba recortaba las distancias de tu amigo y ya soñaba con superarle en la competición. Pero una semana antes sucedió algo terrible…

Gonzalo no se podía ni levantar de la cama. Se quedó bloqueado sobre el colchón y a duras penas, casi gateando, pudo ponerse a los mandos de su vehículo para dirigirse al ambulatorio más cercano. Tras una hora de espera en las abarrotadas dependencias sanitarias por fín oyó ¡Señor González, pase a consulta de clasificación!

De la boca de su médico salieron unas palabras que le derrumbaron. “Tiene usted una fractura por estrés. Reposo absoluto y actividad la justa en las próximas semanas”

¿Cómo podía ser eso posible? El se había esforzado, había adquirido el mejor material, había resistido sin pestañear violentas cargas de entrenamiento y ¿Este era su premio? Definitivamente no volvería a correr jamás…

Esta es una historia imaginaria pero por desgracia habitual en un país muy dado a las comparaciones. Me permito daros un consejo a modo de resumen. Si vais a empezar a hacer deporte o queréis mejorar vuestras prestaciones nada de prisas. No imitéis a nadie y poneros objetivos realistas que estén al alcance de nuestras posibilidades. Todos los cuerpos, aunque distintos, son agradecidos si los tratamos con tacto y cariño. ¡Pasad una feliz semana!

0 Comment

Deja un comentario

Tu correo no será publicado.